,

¿Cuál es el rumbo de CRM en 2017?

Las razones por las que una empresa decide implantar una solución Customer Relationship Management o CRM pueden ser diversas; no obstante, con seguridad todas deben apuntar al plus de competitividad que alcanza una organización con el aprovechamiento cabal de un sistema de este tipo. En definitiva, CRM permite a las compañías aumentar clientes y alcanzar su fidelización de una forma más eficaz, por lo que de ninguna manera puede parecer descabellado invertir en ello si se forma parte de una empresa que aspira a permanecer en el tiempo y a agrandar su cuota de mercado, sobre todo, si se entiende que los consumidores actuales son cada vez más informados y exigentes.

En 2017 se pronostica que los sistemas CRM tiendan a desarrollar y fortalecer aún más los siguientes aspectos:

CRM en la nube: El cloud computing es una tendencia irreversible; permite obtener datos en tiempo real con alta seguridad, la privacidad necesaria y control. El año que comienza esta plataforma continuará beneficiando a todos los actores del sector venta.

CRM móvil: El fenómeno movilidad es indiscutible. Las aplicaciones CRM para dispositivos móviles seguirán ofreciendo una gran ventaja comercial al proveer tanto datos actualizados desde cualquier lugar como la posibilidad de trabajarlos.

Experiencia del usuario: La facilidad de uso de CRM se multiplica; su cabida para la personalización e integración, así como su carácter modular y flexible, harán que la tecnología sea cada día más accesible para el ejecutivo común.

Integración: La transformación digital implica la integración de datos provenientes de diferentes fuentes y de soluciones como Enterprise Resource Planning (ERP). En 2017 este aspecto se refuerza con la finalidad de explotar al máximo la información y conocimiento generados.

CRM social: En una era donde los usuarios pasaron de únicamente consumir a producir información abierta en torno a la marca, la viabilidad para escucharlos y conectarlos a través de las redes sociales ofrece una ventaja competitiva –y creciente- difícil de sustituir.

Te interesa: Gestionar redes sociales con CRM

Análisis predictivo: La inteligencia de los CRM en 2017 permitirá pronosticar mejor las necesidades de los consumidores, lo que hará que las empresas puedan adelantarse a la competencia y cubrir los requerimientos de los clientes con mayor oportunidad.

Internet de las cosas: Aunado a la movilidad, el año que comienza los wearables se sumarán crecidamente a los dispositivos con mayor uso para adelantar información al usuario. CRM evoluciona para perfeccionar la gestión y análisis de datos de los millones de dispositivos conectados.

Visto de esta manera, por muchas lunas venideras, CRM continuará siendo el sistema ideal para establecer relaciones sólidas y de largo plazo con los clientes.

Vea también: Conoce los beneficios que ofrece CRM a tu organización

, ,

4 pasos para escoger el ERP adecuado

Por lo general, la elección de un sistema de Planeación de Recursos Empresariales, o ERP por sus siglas en inglés, recae sobre varias personas pertenecientes a diferentes áreas dentro de la organización. En ocasiones, lograr su implantación suele ser un proceso largo y complejo, no obstante, se hace imperativo que el sector directivo esté fuertemente implicado en cada paso para garantizar el éxito de la inversión.

Escoger un sistema adecuado implica la participación de las divisiones tanto estratégicas como operativas de la empresa quienes, a partir de su ejercicio cotidiano, están en la capacidad de reconocer las fallas de sus procesos y las ventajas y oportunidades que les proporcionaría un nuevo método. Desde la concepción de la idea de adopción de un ERP hasta su puesta el marcha, hemos identificado cuatro eslabones que forman parte de la dinámica a desarrollar, en buena medida, conjuntamente con el proveedor:

  1. Seleccionar al equipo: Adicionalmente al área directiva, es preciso involucrar a varios departamentos como informática y finanzas. En el levantamiento de la información es útil involucrar a quienes serán los usuarios finales del sistema, al personal técnico responsable de su administración y, dependiendo de los objetivos de la ejecución, a otros actores que puedan aportar datos relevantes y compartir criterios sobre las dinámicas de la compañía.
  1. Definir los objetivos de la implantación: Una vez comprendido cómo un ERP puede optimizar las operaciones del negocio, es necesario priorizar las necesidades de la organización, considerar qué áreas se verán influidas con su empleo y proyectar el impacto que se generaría en la empresa. Gracias a su flexibilidad, un ERP puede acoplarse a necesidades específicas. A partir de la automatización, los procesos referentes a producción, ventas, compras, inventarios, distribución, finanzas y nómina se beneficiarán considerablemente.
  1. Escoger a un aliado de negocios: Un aliado te ayuda a crecer, comprende tu modelo de negocios y está en la capacidad de participar activamente en su desarrollo. Se sugiere elegir a un proveedor sólido que comercialice un software de calidad y capaz de adaptarse al crecimiento continuo de la empresa (escalabilidad). Conviene considerar si éste realiza actualizaciones con frecuencia y la cantidad de implantaciones y clientes que lleva, asimismo, el soporte técnico posterior que ofrece y demás ventajas competitivas.
  1. Establecer un cronograma de implantación: Dependiendo de la disponibilidad de los recursos internos, la calidad de los datos y procesos existentes, así como de la capacidad de adherencia de los procesos estándares al nuevo modelo, la ejecución de un sistema ERP podrá tardar más o menos tiempo. Un factor también clave para la puesta en marcha yace en la disposición de la empresa frente a la adopción de nuevas tecnologías. La capacitación oportuna y el seguimiento debido permitirán el aprovechamiento pleno del nuevo sistema para, en unos cuantos meses, ver los beneficios de su consumación reflejados en la rentabilidad de la organización.

A menudo, a las compañías se les presentan oportunidades para crecer, pero sólo quienes son capaces de proyectar el éxito se atreven a ejecutar los cambios que le darán el impulso.

Ocho tendencias de Business Intelligence para 2017

La llegada del Año Nuevo ya es un hecho y con él un Business Intelligence (BI) o inteligencia de negocios cada vez más avanzada y adaptada a las necesidades de los usuarios. Las tendencias estipuladas para 2017 son:

  1. Información cada vez más visual: La inteligencia de negocios permite realizar preguntas y obtener respuestas casi de inmediato en forma de gráficos, diagramas o numerosas formas personalizadas según la necesidad y gusto del usuario.
  1. El autoservicio se consolida: La facilidad de uso y la posibilidad de compartir e integrar información hacen que las ciencias de datos estén al alcance tanto de un especialista como de un ejecutivo común.
  1. La transición a la nube se acelera: Ahora más que nunca, el análisis de datos se trasladará a donde esté su almacenamiento. Con ello se logrará mayor rapidez en los procesos, escalabilidad y ahorros en la infraestructura de la organización.
  1. Análisis más predictivos: La posibilidad de construir modelos y de pronosticar resultados aporta un claro valor añadido al negocio. Las visión de la empresa de hace varios años ya no tendrá lugar y supondrá un riesgo muy alto.
  1. Analíticas en el contexto de otras aplicaciones: El poder incrustar con rapidez información proveniente de varias fuentes facilita sobremanera los procesos. Cada vez serán más las herramientas para la integración de datos.
  1. El uso de dispositivos móviles aumenta: En 2017 será más frecuente conectarse a diferentes orígenes de datos desde una tablet o celular. Estos productos ofrecen una experiencia fluida y seguirán cambiado las dinámicas en las organizaciones.
  1. Analítica colaborativa: BI permite compartir fuentes de datos y libros de trabajo interactivos para que las personas puedan explorar y proponer mejoras basadas en sus hallazgos; de esta manera, la analítica es democratizada.
  1. La internet de las cosas (IoT) se profundiza: En la medida en que aumenten los datos de la IoT, también se incrementarán las posibilidades de obtener información que permita a los usuarios explorar datos y compartir descubrimientos.

El universo del BI no deja de sorprender, sus tendencias transforman paradigmas y apuntan hacia una dirección que explota sus posibilidades y proyectan a la organización en un futuro casi tangible. Las preguntas que serán respondidas a partir de este sistema cada vez serán más complejas. Si bien ha crecido con rapidez, el potencial de innovación de BI tiene aún mucho por desarrollarse.

Vea también: ¿Para qué sirve Business Intelligence?

,

¿Confiar en la nube?

La nube, esa abstracción de la que se habla desde hace varios años y sobre la que muchos ejecutivos aún se muestran reticentes, se ha consolidado como una de las alternativas más seguras y prácticas para almacenar el gran cúmulo de información que genera una organización. El avance que ha alcanzado esta tendencia informática permite que hoy pymes puedan implementarla a costos manejables, según sus necesidades y con la seguridad que toda empresa necesita.

¿Puede un director corporativo confiar en un servicio en la nube?

Ciertamente, el tráfico de información es de vital importancia para las organizaciones, pero también es un objeto preciado para delincuentes y estafadores, por lo que la protección de datos es probablemente el punto más significativo en el uso de servicios online; no obstante, gracias a la evolución de la tecnología, hoy se puede afirmar que la nube es segura. Diversos aspectos respaldan su implementación:

Encriptación de datos: El cifrado protege la información mientras es subida al sistema, cuando está en movimiento y también en aquellos momentos en que los datos están en reposo.

Protocolos de seguridad: Desarrollos como Secure Socket Layer (SSL) están diseñados para hacer que las aplicaciones transmitan información de ida y vuelta con total seguridad, por medio del cifrado y descifrado de datos a lo largo del transporte de los mismos.

Autenticación: En la misma línea de los protocolos de seguridad, la creación de perfiles únicos de usuarios permite monitorear y detectar posibles actividades maliciosas de acceso a los datos.

Control de tráfico global: Además de las herramientas de seguridad inherentes a los servicios en la nube, están continuamente creándose protecciones para los servidores y así evitar vulneraciones en el sistema global.

¿Por qué la nube de Microsoft es la más segura?

Desde hace más de 20 años, Microsoft se ha enfocado en la investigación y el desarrollo de la seguridad de los usuarios en la nube y cuenta con varios cientos de controles de seguridad estándar ISO que la consolidan como una empresa de clase mundial. Por otro lado, la compañía cuenta con algunas reglas básicas de privacidad en el desarrollo de software:

Privacidad por diseño: La información obtenida de los usuarios debe ser para un propósito en particular. Cuando se trata de información sensible, se deben tomar medidas de seguridad adicionales.

Privacidad por defecto: La compañía pide autorización para utilizar o transmitir información sensible. Ésta es a su vez protegida por mecanismos de autenticación y listas de control de acceso.

Privacidad en la implantación: Con la finalidad de que los clientes adapten las medidas de seguridad a sus necesidades, Microsoft revela sus mecanismos a clientes empresariales.

La nube es una tendencia irreversible; en este sentido, más que un proveedor, a las empresas les conviene enfocarse en la búsqueda de un verdadero aliado comercial que dé tranquilidad a la organización y se mantenga a la vanguardia de las leyes de seguridad alrededor del mundo.

Vea también: GCG fomenta el uso de CRM en la nube para empresas visionarias

, ,

Microsoft Dynamics al servicio del marketing de tu empresa

Cuando un empresario dedicado a la manufactura de productos médicos y hospitalarios nos comentó que su organización todavía llevaba a cabo tareas repetitivas de forma manual, no pudimos evitar abordar las bondades que otorgaría las soluciones de Microsoft Dynamics a sus procesos, cómo esto se vincula con sus acciones de mercadeo y cómo los efectos de su implantación pueden traducirse en rentabilidad.

Las soluciones Dynamics están diseñadas para optimizar los métodos de la empresa de forma considerable. Al tener la capacidad de adaptarse a las necesidades específicas de cada negocio, se convierten en una herramienta clave para los cuatro componentes del marketing mix:

  1. Producto: A través de herramientas que permiten acceder a reportes de tendencia y datos centralizados actualizados, es posible hacer un análisis de los consumidores y habilitar al equipo para tomar mejores decisiones enfocadas en el tipo de bienes o servicios que ofrece la compañía, así como en la prospección de nuevos mercados.
  1. Precio: Un análisis exhaustivo de los reportes de producción y venta, provistos gracias a expresos sistemas de gestión, permitirá mantener los costes de los productos ofrecidos o hacer los ajustes numéricos necesarios para garantizar los resultados financieros esperados por la dirección.
  1. Plaza: Es posible conocer, en detalle y en tiempo real, qué ocurre en cada uno de los pasos de los ciclos de logística y distribución, lo que permitirá ejercer la planificación con mayor exactitud y hacer seguimiento de pedidos y entregas para controlar la llegada en tiempo y forma del producto a su centro de comercialización, alcanzando la satisfacción del cliente y del consumidor final.
  1. Promoción: En la medida en que se optimicen los demás procesos del marketing empresarial, será más fácil y rápido fijar recursos destinados a esfuerzos promocionales, así como diseñar y desarrollar estrategias orientadas a su difusión por los diferentes canales de comunicación que emplea la organización.

Más allá de estos beneficios basados en la dinámica mercadotécnica, las soluciones de Microsoft Dynamics también contribuyen con el mejoramiento de atención al cliente en la medida en que el equipo de venta accede a la información necesaria y está enterado de todo lo que ocurre alrededor de un producto. Con un adecuado sistema, los tiempos de investigación y respuesta son menores, proveyendo claridad y exactitud en cada orientación al público, cualidades que ayudan en demasía a alcanzar su fidelización.

La empresa fabricante de productos médicos mencionada al principio ya comienza a ver en sus números los beneficios de contar con estas soluciones, de forma que ¿para qué esperar a efectuar los cambios que ayudarán a impulsar a la cúspide a nuestra organización, si esa demora puede significar su salida absoluta del mercado?

 

,

La evolución del comercio y CRM

¿Está tu empresa preparada para no quedarse atrás?

Hace algunos años, cuando era común realizar ventas puerta a puerta, un buen vendedor era tan dedicado a sus clientes que con frecuencia podía establecer relaciones de amistad con ellos. Era habitual que el agente hiciera llamadas a los domicilios y que éstas fueran atendidas con disposición; seguramente otorgaba descuentos y promociones, hacía recomendaciones y los hacía sentir cercanos.

Con el triunfo del autoservicio y la aplicación de las tecnologías de información (TI) al comercio tradicional y a la venta mixta, las formas de relacionarse con las personas cambiaron. La multiplicación exponencial de los puntos de contacto y la avalancha de datos generados entre los diferentes actores que intervienen en una transacción, demandan compañías cada vez más capacitadas y actualizadas con las tecnologías. En este punto, Customer Relationship Management o CRM juega un papel vital para toda organización que desee permanecer en el tiempo y aumentar su cuota de mercado. La adopción de la solución informática adecuada por parte de una marca puede traducirse en el mediano plazo en la relación de confianza que ésta anhela con sus usuarios. CRM coloca al cliente en el centro de la planificación empresarial, por lo tanto, toda ventaja competitiva que de su aplicación pueda emerger estará orientada hacia la creación de valor para el cliente y, por ende, hacia la rentabilidad del negocio.

Las empresas que se enfocan en la personalización proveen al cliente las herramientas para que él mismo organice su experiencia. A partir del e-commerce o las ventas telefónicas un usuario es capaz de escoger no sólo el producto, sino el tipo de empaque que desea que éste lleve, el tipo de entrega y la forma de pago más ajustada a sus capacidades. Por si fuera poco, de estas dinámicas se desprenden otros beneficios más para las organizaciones que pueden estar orientados tanto a la reducción de costos, a partir de la simplificación de procesos, como al desarrollo de nuevos productos, a partir de estudios de prospección de mercados y tendencias.

Sugerimos: La personalización como cúspide para tu estrategia de marketing

Acciones como obtener nuevos clientes, crear conciencia de marca, informar y resaltar beneficios de productos y servicios, satisfacer las necesidades de los consumidores, infundir confianza, crear valor, reforzar las decisiones de compra, cumplir con la promesa de marca, aumentar la lealtad e incentivar la evangelización, pueden ser perfectamente desarrolladas con los actuales sistemas de gestión.

Rápidamente, CRM ha pasado de ser un elemento que, aunque nació como consecuencia del desarrollo de las TI y el comercio, es ahora un factor clave para la continua evolución de éste.

Vea también: CRM, el aliado clave de las ventas multicanal

, , ,

CRM, ERP y BI, la combinación para hacer crecer exponencialmente la organización

Disponer de una bola de cristal mágica debe ser, por mucho, la fantasía más frecuente entre quienes ejercen la toma de decisiones en una organización. Si un ejecutivo pudiese ver el futuro, con seguridad tomaría medidas más eficientes para alcanzar los objetivos empresariales, pero, dejando de lado a la pitonisa de feria, ¿con qué instrumentos puede contar un gerente para diseñar las estrategias que llevarán a la empresa a obtener su cuota del mercado y cubrir las necesidades de los clientes más exigentes? Una combinación de aplicaciones de tecnologías de información (TI) tiene la respuesta.

Desde hace varias décadas los sistemas de gestión empresarial vienen perfeccionándose para hacer más fácil la vida de las personas en una compañía. La capacidad de transformar datos en información y la información en conocimiento convierten las soluciones CRM (Customer Relationship Management), ERP (Enterprise Resource Planning) y BI (Business Intelligence) en un factor imprescindible para la sobrevivencia de la organización.

Procesos optimizados

La implantación del ERP adecuado propicia una gestión óptima en los diferentes sectores de la compañía. Un sistema de este tipo provee información centralizada en tiempo real, lo que elimina barreras entre departamentos y habilita a ejecutivos para la definición de las pautas a seguir; automatiza operaciones y enlaza acciones entre diferentes áreas; provee informes; permite hacer predicciones de la demanda; disminuye la tasa de errores de factor humano; admite administrar desde los recursos humanos hasta los almacenes y mejora el servicio al cliente al proporcionar información precisa sobre órdenes. ERP simplifica procesos y sistemas redundantes, lo que conlleva a reducir los costos de la empresa.

Mejores relaciones con los clientes

CRM ayuda a generar experiencias más ricas con los clientes. Con su aprovechamiento cabal es posible tener una fuerza de ventas más facultada y productiva; establecer comunicación con los seguidores de la marca en los diferentes puntos de venta, así como integrar la planificación, presupuesto y seguimiento de las campañas de marketing. El alcance que tienen determinados CRM hace que sea viable gestionar las redes sociales corporativas desde cualquier dispositivo y lugar. Al ser una solución enfocada 100% en el cliente facilita acciones de fidelización. Por excelencia, esta es la herramienta que permite escuchar mejor al usuario para lograr su satisfacción, convertir leads en clientes o explorar nuevos mercados.

El complemento inteligente

BI se nutre de los datos que extrae y analiza de sistemas transaccionales u operacionales para generar la información estructurada que dará a la empresa una visión 360 del negocio y fundamentará su toma de decisiones. BI reúne, depura y transforma datos de operaciones diarias en el conocimiento que permitirá obtener una ventaja competitiva. Esta solución hace directivos más capacitados; convierte un escenario de incertidumbre y riesgo en un ambiente de certeza y ayuda a aprovechar las oportunidades del entorno. La flexibilidad de las plataformas actuales y su carácter visual hacen que su manejo sea tan sencillo como dinámico.

Visto así, la combinación de CRM, ERP y BI es lo más parecido a un oráculo que un ejecutivo puede tener a disposición, es un apoyo clave para el nivel estratégico de la organización. Omitir la integración de estos elementos es darle la espalda al crecimiento, puede significar tanto caminar con los ojos vendados como arar en el mar.

ERP como enlace de la cadena de valor

La cadena de valor es una de las herramientas de análisis más poderosas con que el pensamiento de gestión de empresa cuenta actualmente. Se entiende como la secuencia de interacciones que permite transformar insumos en productos. Su objetivo consiste en la maximización de valor para el cliente a la vez que se minimizan costes. Hoy día, la integración electrónica de la cadena de valor en gran parte determina los niveles de eficiencia, costos y valor agregado de los productos finales. En este sentido, los sistemas ERP (Enterprise Resource Planning) se han consolidado como el soporte que, a través de una cadena digital, enlaza los eslabones de la cadena física en una organización.

esquema-articulo-21La cadena de valor permite determinar las cualidades distintivas que permiten generar una ventaja competitiva en la compañía. Sus actividades son múltiples y complementarias; las actividades primarias están relacionadas con la producción y distribución de los productos y servicios de la empresa que crean valor para el cliente (logística de entrada y salida, operaciones, ventas, marketing, servicio); por su parte, las actividades de apoyo están relacionadas con la infraestructura administrativa y gerencial, los recursos humanos, tecnología y adquisiciones de la organización.

En el proceso de integración electrónica de los eslabones de esta herramienta por medio de una solución ERP, la propia definición de la cadena de valor apunta hacia tres puntos que se deben abordar:

  • Integración electrónica con los clientes: Independientemente del tipo de operación con el cliente (contacto directo o con intervención de vendedor), la implantación del ERP adecuado permite integrar los sistemas internos con los externos, automatizar la fuerza de ventas y empoderar a ésta con el suministro de toda la información que un usuario o el departamento necesita.
  • Proceso interno de la fábrica (aplicable a actividades comerciales o de servicios): Este aspecto interno apoyado con ERP permite la visibilidad del stock proyectado de los productos, aumenta la capacidad para adelantar o atrasar órdenes de fabricación, enlaza órdenes de fabricación con pedidos y permite gestionar autorizaciones de entrega a proveedores. Visto así, permite la coordinación permanente con clientes y proveedores.
  • Integración electrónica con proveedores: Esta perspectiva, alcanzable con un sistema ERP, demanda tener la capacidad para establecer órdenes de compra abiertas, autorizar entregas, visión de stock proyectado para gestionar entregas y capacidad para procesar de forma automática la información nueva del proveedor (especificaciones de productos o precios).

Si bien cada contexto debe tener su análisis particular, no cabe duda del soporte que ERP brinda a la cadena de valor. Analizar y mejorar este aspecto supone entonces aumentar la competitividad y obtener un valor añadido frente a las demás empresas el sector.

¿Para qué sirve Business Intelligence?

Toda empresa que se haga preguntas sobre el futuro necesita información para responder a esas preguntas, información que es generada en las diferentes áreas de la organización y que implica la reunión, depuración y transformación de los datos en función de la generación del conocimiento que guiará las próximas estrategias de la compañía y fundamentará su planificación en los diversos plazos.

En el afán por lograr una mayor iluminación en la toma de decisiones, es común que los directivos de una organización recurran a las soluciones que la informática tiene actualmente a disposición; no obstante, muchos aún se cuestionan sobre los beneficios y ventajas que pueden alcanzar con la implantación de sistemas que no fueron creados para ningún otro fin que el de ayudar a las empresas a obtener el crecimiento exponencial.

La inteligencia de negocios o Business Intelligence (BI) es un sistema destinado a examinar cada elemento y proceso de la organización con la finalidad de lograr una ventaja competitiva frente a las demás empresas de su sector. Al tener la habilidad de transformar los datos en información y la información en conocimiento, BI se constituye como el componente tecnológico de oro de las compañía que desean posicionarse y dominar el mercado. Contar con una plataforma de inteligencia de negocios puede proveer a la empresa de las siguientes ventajas y beneficios:

  • Ahorro de tiempo y dinero: al integrar diferentes fuentes de información de forma automática para la preparación de análisis.
  • Aumento de aciertos y disminución de riesgos: al disponer en poco tiempo de información segura y confiable para el proceso de toma de decisiones.
  • Visibilidad 360: al poder acceder en cualquier momento y lugar a información de todas los sectores funcionales de la organización.
  • Formación de directivos más capacitados: al poner en sus manos más y mejor información, de manera más accesible, rápida y visual.
  • Independencia departamental: la flexibilidad y facilidad de uso sólo hacen necesarias pocas consultorías o apoyo del área de sistemas.

Estas cualidades, al ser ejercidas a cabalidad se convierten en la vía que podría llevar a la cima a una compañía de forma más rápida que otra que sigue los métodos de gestión tradicionales o se apoya únicamente en viejas hojas de cálculo. Visto así, Business Intelligence se hace imprescindible para una empresa que busca crecer sostenidamente y destacarse por su competitividad, ¿acaso no queremos todos formar parte de una organización inteligente y de alta rentabilidad?

, , ,

Dynamics 365: la solución ganadora de las pymes

¿Podría una organización que no ha alcanzado su madurez digital ser capaz de participar en las nuevas oportunidades de negocio? Convengamos en que difícilmente pueda lograrlo. Ante la transformación digital que demanda el mercado actual para las empresas, Microsoft ha volcado sus esfuerzos en la construcción de una tecnología con un enfoque único y particular. Se trata de una nueva generación de aplicaciones de negocio en la nube cuyo fin es el de impulsar a las pymes a lograr un crecimiento exponencial: Dynamics 365.

La transformación digital requiere que los sistemas de inteligencia se adapten a cada industria, a cada empresa y a cada tarea realizada por los miembros de una organización. Dynamics 365 ofrece aplicaciones desarrolladas específicamente para cada uno de los procesos clave de cada negocio: finanzas, ventas, servicio al cliente, marketing, operaciones, automatización de proyectos, servicio de campo, etc. Esta solución, posicionada como uno de los más grandes lanzamientos de esta temporada, permite a los usuarios combinar servicios en la nube de ERP (Enterprise Resource Planning) y CRM (Customer Relationship Management) de forma conjunta. Además, la herramienta puede ser integrada completamente dentro de Office 365.

Más inteligencia

Otros de los alcances que posee la plataforma radica en la posibilidad de incorporación de Power BI. De esta manera, las pequeñas y medianas empresas pueden contar con el apoyo de Business Intelligence en su proceso de toma de decisiones. Esta funcionalidad permite incorporar algoritmos predictivos para adelantarse a la competencia y aumentar la rentabilidad del negocio. Por su parte, Cortana, el asistente personal inteligente desarrollado por Microsoft, también permite ser integrado al sistema, admitiendo su gestión y acceso en cualquier momento y desde diversos dispositivos.

Dynamics 365 está creado para cumplir objetivos por medio de aplicaciones que trabajan de forma individual o por separado, lo que permite que la solución pueda adaptarse a las diferentes necesidades de la organización y pueda ser extendida en el tiempo en función de los requerimientos. Ayuda en creces a la productividad empresarial al hacer posible que los empleados puedan llevar a cabo tareas de CRM en Outlook y tareas de ERP en Excel, por ejemplo.

La inteligencia de Dynamics 365 ayuda a los miembros de la organización a convertir macrodatos en planes prácticos para la compañía. Al vincular el flujo de trabajo de las aplicaciones empresariales con el trabajo no estructurado de aplicaciones de colaboración y productividad, permite brindar a los usuarios una sola visión de los datos, así como una única plataforma para el crecimiento empresarial.