¿Cómo escoger a una consultora en TI?

La consultoría en tecnologías de información (TI) resulta esencial para las empresas cuyos procesos se apoyan en herramientas informáticas, es decir, para prácticamente todas las organizaciones de los sectores manufactura, distribución, retail, finanzas, gobierno y educación.

Para una organización, escoger la empresa consultora que la guiará y acompañará en el proceso de adopción de tecnologías o de la transformación digital es una tarea delicada que no debe ser tomada a la ligera. Encontrar al consultor idóneo puede tomar cierto tiempo, y ante los recursos que suelen estar en juego, como tiempo y dinero, lo más adecuado es no apresurarse y hacer una revisión del negocio; estudiar sus requerimientos, y evaluar los beneficios de cada opción, así como sus ventajas competitivas.

Lee: ¿Puede mi pyme crecer sin tecnologías de la información?

Para agilizar la toma de decisiones y finalmente seleccionar la empresa consultora apropiada -aquella que más que un proveedor sea un aliado de negocios-, se ha identificado una serie de aspectos clave a considerar:

  1. Años de experiencia. Un consultor con varios años en el mercado, seguramente cuente con una mayor capacidad para atender las necesidades y resolver oportunamente los problemas en cada fase del proyecto de implantación.
  2. Implantaciones exitosas. Cuenta tanto la calidad como la cantidad. El número de implantaciones exitosas es un indicador del nivel de excelencia de los servicios ofrecidos por la consultora.
  3. Especialización técnica. Conocer hondamente una materia empodera al proveedor para brindar la solución que mejor se ajusta a los requerimientos de la empresa que solicita el servicio. La preparación debe ser permanente.
  4. Certificaciones. Son el respaldo del saber e indican la sensatez con que son asumidos los proyectos en la organización. Generan credibilidad y confianza.
  5. Conocimiento de la industria. En un mercado dinámico, conocer el rubro o sector es vital para implementar la solución tecnológica más adecuada que ayudará a la compañía a afrontar los escenarios con seguridad.
  6. Habilidad comunicativa. Implica saber escuchar y aprovechar efectivamente la retroalimentación para cumplir tanto con los objetivos de la implantación como para establecer relaciones duraderas con el cliente.
  7. Metodología probada. Implica la elaboración de un plan detallado. Debe contemplar fases ya ensayadas de diagnóstico, análisis, diseño, construcción, implantación y operación de la solución.
  8. Habilidad para resolver problemas. La perspicacia ganada con los años de experiencia, las implantaciones exitosas, el nivel de especialización y la metodología probada forman un equipo consultor capaz de realizar adecuaciones y solucionar imprevistos con agilidad.
  9. Confianza. Generada en gran medida a partir de los años de experiencia y certificaciones de la consultora. Igualmente, por la empatía y el interés en el negocio manifestados por el proveedor.
  10. Soporte. Contar en todo momento con asistencia técnica y soporte vía telefónica, remota o en sitio hará que la empresa que adopta las tecnologías mantenga sus plataformas a tono para agilizar sus operaciones y ofrecer a sus clientes experiencias memorables.
  11. Responsabilidad financiera, normativa y social. Una empresa de primer nivel puede distinguirse por la manera en que aborda estos aspectos, indicadores de su seriedad y compromiso.

Una empresa que cumpla con estas pautas seguramente brindará un acompañamiento que propiciará el aprovechamiento cabal de la inversión en ERP, CRM o BI.

¿Aún no escoge una empresa consultora en TI? Podemos ayudarle.

También lee: ERP y CRM, actores clave de la transformación digital

, ,

¿Por qué NetSuite?

—En nuestra pyme tenemos tal requerimiento, tal realidad y tales opciones.

—Entonces, ¿cuál solución debemos escoger?

—La número uno en el mundo.

La elección del sistema de gestión empresarial es una de las elecciones más delicadas que se puede llegar a tomar a lo largo de la vida de una organización. Y no es para menos. La adopción de tecnologías requiere de tres factores determinantes: tiempo, dinero y esfuerzo, aspectos que si no logran ser abordados adecuadamente podrían desembocar en el fracaso de la implantación, por lo tanto, en la pérdida de recursos difíciles de recuperar.

La pyme de hoy debe cumplir con determinadas exigencias para mantenerse en el mercado y crecer en función de los objetivos empresariales. La escogencia de la solución informática que marcará la ruta a seguir en cuanto a la operatividad y estrategias de la compañía debe obedecer no sólo a las necesidades específicas de negocio, sino que, para tratarse de una implantación duradera, debe obedecer también a la tendencia de las tecnologías de información, requisitos que bien ha sabido comulgar Oracle por medio de NetSuite, el software empresarial en la nube líder a escala global.

No es difícil comprender por qué NetSuite es la solución número uno en el mundo. Un compendio de cualidades la definen como la decisión corporativa más acertada en un planeta hecho de medianas y pequeñas empresas:

  • Integra ERP, CRM e e-commerce. Los componentes modulares se acoplan perfectamente para brindar a la organización un panorama completo del negocio y favorecer la toma de decisiones.
  • Está alojada en la nube. Permite acceder a información confiable de forma segura y en cualquier dispositivo, momento y lugar.
  • Posee un costo alcanzable. La posibilidad de contrato por medio de una suscripción anual la hace enormemente accesible para las compañías formales que buscan el crecimiento sostenido.
  • Es de rápida implantación. Debido a su practicidad y de acuerdo con el modelo y experiencia de la firma consultora, podría ser implantada en tan solo cien días.
  • Se actualiza continuamente. Los avances, actualizaciones y adaptaciones se realizan directamente de la nube, lo que aumenta la cualidad de practicidad de la inversión.
  • Es fácil de usar. La navegación sencilla y personalizable provee una experiencia de usuario enriquecida. Permite crear campos, pantallas y reportes para cada proceso de negocio.
  • Es flexible y adaptable. El tamaño y giro de la empresa no es un impedimento para NetSuite. Su capacidad de adaptación propiciará la evolución al ritmo requerido.
  • Es segura. Cumple con los estándares internacionales más rigurosos de seguridad en sistemas.

Los beneficios y ventajas son múltiples. NetSuite unifica la información generada en todas las áreas de la organización, le facilita ser más productiva y reducir costos operativos. Finalmente, otorga la posibilidad de acceder a una demostración del sistema para terminar de cerrar la toma de decisiones y abrir a la compañía las puertas de la innovación.

Lee: CRM y ERP: actores clave de la transformación digital

Doce consejos para prevenir ciberataques en la empresa

La delincuencia cibernética está a la orden del día. México no escapa de ello. La propagación del virus conocido como ransomware puso en jaque la seguridad informática de numerosas empresas a escala global y las llevó a cuestionarse sobre las medidas que poseen para prevenir este tipo de ataque.

El tráfico de información es vital para las organizaciones, pero también es el objetivo de delincuentes y estafadores que operan mediante cifrados y secuestro de archivos, por ejemplo. Para impedir cualquier afectación cibernética en la empresa y proteger los preciados datos que se generan en la compañía, se recomienda seguir las sugerencias numeradas a continuación:

  1. Evitar abrir correos electrónicos de remitentes desconocidos. La suspicacia es la mejor aliada para esquivar ofertas tan tentadoras como fraudulentas recibidas vía web. Por lo general, los malware acceden a los equipos y sistemas corporativos mediante esa ruta.
  2. Evitar descargar softwares de sitios no confiables. Aplica de igual forma para la descarga de contenidos multimedia por redes colaborativas o de intercambio.
  3. Recurrir a servicios en la nube. El clouding ayuda a evitar la pérdida de datos, además, contar con sistemas CRM o ERP alojados en la nube facilitan el flujo y tratamiento de información en cualquier momento desde cualquier dispositivo y lugar.
  4. Realizar back up o respaldo. Además de los servicios en la nube, no está demás realizar respaldos periódicos de los datos e información generados en cada área de la organización.                                                                                              Lee: ¿Confiar en la nube?                                
  5. Formar a los usuarios. La interconectividad y cantidad de dispositivos empleados hoy en las empresas amerita usuarios de la red informados y capacitados para identificar posibles amenazas y saber proceder en caso de afectación.
  6. Activar antivirus y cortafuegos. Ayuda a detectar amenazas oportunamente para bloquearlas o advertir riesgos. Mantener actualizados los sistemas en la compañía facilitará las acciones preventivas.
  7. Implementar protocolos de seguridad adecuados. Fortalecerá el cifrado al transferir archivos de un lugar a otro, lo que evitará intromisiones y la consecuente interceptación de la información.
  8. Revisar contraseñas y habilitar perfiles. Los hackers disponen de programas avanzados para vulnerar accesos restringidos. Crear contraseñas difíciles de averiguar es fundamental. Los perfiles de usuarios apoyan la tarea.
  9. Verificar sites usuales. Auditar los sistemas de seguridad de las páginas frecuentes utilizadas por los empleados permitirá saber si éstas cumplen con las normas de protección necesarias para la red.
  10. Evitar conexión a redes inalámbricas desconocidas. La ciberdelincuencia también opera mediante la habilitación de puertos wifi falsos para robar credenciales. Evitar redes desconocidas o públicas es imperativo para la seguridad de la información.
  11. Descartar memorias USB desconocidas. Parece una obviedad; sin embargo, dejar a propósito memorias contaminadas en la empresa es una de las tácticas más comunes de los ciberdelincuentes para afectar equipos. La curiosidad por saber qué guarda el dispositivo puede desencadenar una crisis informática.
  12. Evitar acceder a redes sociales personales desde equipos corporativos. De nuevo la suspicacia es la aliada. Mensajes como “haz clic para ver…” o “no creerás lo que sucedió…” podrían permitir la entrada de algún malware a la red corporativa.

Estar informado y actuar preventivamente es clave para sortear cualquier ataque. ¿Ya realizaste el mencionado check list en tu organización?

También lee: GCG fomenta el uso de CRM en la nube para empresas visionarias

, ,

CRM y ERP: actores claves de la transformación digital

La madurez de los sistemas de gestión empresarial ha permitido el desarrollo de escenarios comerciales cada vez más novedosos y disruptivos.

La forma en que las empresas líderes del mercado operaban hace cincuenta años no se parece a la manera de operar de ahora; tampoco a la forma de operar de hace una década. La evolución de las tecnologías ha redefinido las maneras de hacer de la organización y ha permitido abordar un enfoque comercial centrado en el cliente.

El desarrollo de las tecnologías ha forjado un escenario digital que exige enormes competencias para las compañías, lo que, para los directivos suspicaces, más que una amenaza, es considerado como una oportunidad. La transformación digital como despliegue estratégico, táctico y operativo no tiene retorno y es en la medida en que la organización empodere a su personal, optimice la gestión de sus datos y mejore sus procesos, que será capaz de registrar un crecimiento significativo y cónsono con la realidad del entorno empresarial.

Las soluciones que más y mejores impactos pueden generar en la vida de la compañía sin duda son aquellas que inciden en la productividad y administración de sus operaciones. De allí que los sistemas Customer Relationship Management (CRM) y Enterprise Resource Planning (ERP) sean empleados con tanta frecuencia en empresas de diversos sectores como manufactura, retail, finanzas, educación y gobierno.

Lee: El desafío de la transformación digital

Los modos en que la adopción de las tecnologías de información y la transformación digital impactan en las empresas fundamentalmente son cuatro:

  1. Atracción de clientes. ¿Existirá un mejor aliado para el departamento de marketing que CRM? Conocer el perfil del comprador, transformar prospectos y leads en clientes, mejorar el servicio al cliente, optimizar procesos de venta, fidelizar más rápidamente y diseñar estrategias basadas en la personalización son algunas de las ventajas que se puede alcanzar con la implantación de un sistema ideado especialmente para la gestión de las relaciones con los clientes. La capacidad de CRM para ampliar la visión y fortalecer los pasos comerciales de la compañía hacen de esta tecnología un aliado clave para cualquier firma. ¿Acaso no es mejor cuando al cliente se le otorgan exactamente las respuestas que espera y es tratado con empatía y reconocimiento?
  1. Fortalecimiento de empleados. Una fuerza de ventas informada y habilitada tiene más probabilidades de generar experiencias memorables para los clientes, hecho que puede lograrse con el apoyo de CRM. Por su parte, ERP también forma equipos ágiles y productivos en prácticamente todas las áreas de la compañía. Administrar nóminas y recursos humanos con un mismo sistema, por ejemplo, facilita tanto la gestión de talento desde el momento del reclutamiento como la adecuación de políticas internas según los requerimientos del área. Finanzas, por otro lado, puede administrar activos de manera más eficiente y con menores riesgos. Todo esto manifiesta la formación de colaboradores con mayores competencias y capacidades para generar valor.
  1. Optimización de operaciones. ¿Será posible que un almacén con grandes cantidades de productos se maneje con lápiz y papel? Seguramente todavía existen empresas capaces de hacerlo, pero ¿será esta la compañía más ágil del sector y con mejores perspectivas de crecimiento? Una organización que pretenda ser mejor cada día, indefectiblemente debe ejercer la transformación digital y reconfigurar sus operaciones en función del mejoramiento de sus indicadores de desempeño y rentabilidad. El ERP adecuado puede ayudar con creces a lograr lo mencionado y hacer de la empresa un modelo de gestión representativo.
  1. Transformación de productos. Es el momento en que la reingeniería se presenta como un proceso imperioso para la organización, que la transformación digital causa su impacto más importante. Redefinir procesos de negocios o transformar productos y servicios es trascendental para la organización y manifiesta su interés y disposición por crecer abruptamente. La mejor forma de llegar a este punto es con el cimiento de soluciones CRM y ERP, por cuanto la primera ayuda a estudiar exhaustivamente los mercados y conocer al cliente, y la segunda permite examinar detalladamente la cadena de suministro, establecer nuevos mecanismos y administrar el ciclo de vida de un producto.

Comprender la influencia de las tecnologías de información y el impacto de la transformación digital en la organización acelerará su incorporación y facilitará el éxito de una empresa propia del siglo XXI.

También lee: La reingeniería de los procesos de negocio como objetivo de ERP

 

, , ,

Dos aspectos esenciales en la transformación digital

No cabe duda, la digitalización y la transformación digital son un hecho. Desde que el nacimiento del internet, el desarrollo de poderosas soluciones, como ERP, CRM y Business Intelligence, y la implantación de los sistemas de redes en las organizaciones, una nueva forma de operar ha ido ganando terreno, al punto de hoy considerar casi inviable la existencia de una compañía que se apoye básicamente en herramientas basadas en lápiz y papel o en antiguas hojas de cálculo.

La digitalización y la transformación digital han cambiado la forma en que el ser humano se relaciona con su entorno. En diversas naciones han roto paradigmas e influido en la creación de un nuevo modelo de sociedad. Por su parte, las empresas ingresaron en una carrera por aumentar la competitividad y la eficiencia que está muy lejos de cesar. La digitalización y la transformación digital han evolucionado las mentes en función de nuevas estrategias de negocio y han favorecido el desarrollo de la denominada hipercompetencia.

Durante la cuarta revolución industrial que se vive actualmente, difícilmente se pueda ser únicamente espectador; la transformación invade los espacios públicos y privados; asimismo a las personas, quienes en el plano tanto personal como profesional la viven con todas sus letras. Sin embargo, para las empresas la decisión de ser parte activa de esta transformación no ocurre de manera tan automática.

Lee: El desafío de la transformación digital

Para ejercer realmente la transformación digital, y no formar parte de las organizaciones que solamente cambian sus herramientas tradicionales por otras digitales manteniendo el mismo objetivo, se debe cumplir con dos aspectos esenciales:

  1. Estrategia. Como en toda planificación, se debe determinar cuál es la visión con respecto al cambio y, a partir de ahí, establecer los mecanismos que digitalmente modificarán los procesos en la compañía. Los componentes de la estrategia deben abordar fundamentalmente lo relacionado con los objetivos, alcance, gestión de talento, gestión del cambio, esfuerzo tecnológico e infraestructura.
  1. Disposición. La actitud y la voluntad de quienes lideran los procesos de transformación es determinante para afrontar los cambios exitosamente en la organización. La madurez tecnológica de una empresa está ligada a la capacidad que tienen sus miembros de encabezar iniciativas digitales y engranar adecuadamente los procesos inherentes al salto.

La transformación digital es un proceso evolutivo que busca realinear modelos de negocio. No obstante, a pesar de la enorme concepción técnica que implica, las estrategias para su ejecución deben estar concebidas no sólo desde la tecnología, sino desde las personas, que en definitiva –sin ánimos de tocar por el momento la polémica inteligencia artificial- son quienes tienen la capacidad propiciar un cambio profundo y vinculante en la cultura empresarial.

También lee: ¿Puede mi pyme crecer sin tecnologías de la información?

¿Necesitas afrontar la transformación digital en tu compañía y no sabes por dónde empezar? Contáctanos, podemos ayudarte.