,

Gestionar Redes Sociales con CRM

No hay duda de la importancia del social media en México. Un estudio de ComScore indica que somos el país de Latinoamérica con mayor penetración en redes sociales (RRSS), con un alcance del 98.2 por ciento de los usuarios de internet; por su parte, la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) señala que ocho de cada diez empresas tienen un perfil en alguna red. Estas herramientas han configurado nuevas formas de comunicarnos y las organizaciones que han tomado ventaja de esto se destacan sobre las demás. La reputación online, esa abstracción que a muchos les cuesta comprender por ser parte del intangible mundo virtual al que también nos debemos, es hoy día un importante indicador en las cifras de toda organización, al punto que cada vez surgen más especialistas que ayudan a definir las estrategias en torno al tema y se crean departamentos justamente para ello.

Las tecnologías de información y comunicación han dado comienzo a todo un nuevo modelo de gestión de los componentes organizacionales y sirven de columna vertebral para los procesos de expansión de las empresas con visión de desarrollo, por lo que no hay que dejar de lado los instrumentos de los que actualmente disponemos para hacer más efectivas las tareas relacionadas con el marketing digital o la administración de comunidades en línea, así como su integración con otros sectores como ventas y atención al cliente. Sistemas CRM (Customer Relationship Management) ideados especialmente para combinar estas áreas permiten mejorar la relación de una organización con su público de manera innovadora; permiten a las audiencias ser escuchadas y atendidas oportunamente; facilitan su estudio y ayudan a guiar los lineamientos organizacionales en función del usuario. Aún cuando expertos en marketing todavía debaten sobre la efectividad de las redes sociales para la atención de públicos, determinados softwares como Microsoft Social Engagement ya establecen la aplicación que en este sentido pueden tener las RRSS para el negocio.

Escuchar es la clave

Hace algún tiempo el mercadeo acuñó el término prosumer para referirse a quienes consumen determinado producto y al mismo tiempo producen información. Los datos que aporta un prosumer ayudan a conocer al cliente y a construir la reputación online de la empresa, dándole un sentido global y democrático a la generación y difusión de la información. Quienes son afectados por un mal servicio comunican en tiempo real su incomodidad a cientos de personas, por lo que, a través de las RRSS, se trata de establecer un diálogo más abierto y transparente que conlleve a la fidelización del cliente y fortalezca la credibilidad de la organización. Con el CRM adecuado es posible darle a la audiencia respuestas acertadas con rapidez, así como medir la efectividad e impacto de lo que se dice en redes sociales sobre la marca. Con la percepción del comportamiento de los usuarios, las empresas pueden anticiparse a eventualidades y tomar decisiones adecuadas; pueden mejorar productos, así como dar un mejor enfoque a sus estrategias de comunicación.

La información es poder. La posibilidad de acceder a referencias y dialogar tan efectivamente con los consumidores nunca había sido tan fácil como ahora. El anhelo de conocer en detalle a las audiencias se convirtió en realidad. Es de gerentes exitosos aprovechar las cartas a disposición.