,

Ocho razones por las que la industria retail es mejor con ERP

Una competencia cada vez mayor, contracción del consumo local y clientes cada vez más exigentes son algunos de los desafíos a los que se enfrentan las empresas de retail actualmente. Adecuarse a los escenarios contemporáneos implica estar al día con las tecnologías de la información, por lo que a continuación exponemos una serie de causas que justifican la inversión en un sistema de gestión ERP (Enterprise Resourse Planning) para el sector minorista:

  1. Predicción de la demanda: Con base en datos históricos y de tendencias, es posible estimar la demanda de productos que habrá en un tiempo determinado. De esta manera, es posible estar donde se debe estar cuando el cliente más lo requiere.
  1. Apoyo de la cadena de suministros: Con ERP es posible realizar las órdenes de fabricación y de compra sobre información fiable. Un sistema de este tipo ofrece el soporte necesario desde la planificación de la compra hasta la entrega del producto al consumidor final.
  1. Apoyo a la red de establecimientos: La gestión optimizada de inventarios y de pedidos permite agilizar gestiones a favor de los clientes. El ERP adecuado admite conectar operaciones, tiendas y otros puntos de contacto de ventas.
  1. Mejora en la toma de decisiones: El poder disponer de información confiable a la que se puede acceder en cualquier momento y desde cualquier lugar, de forma visual y práctica, da la oportunidad de diseñar las estrategias a seguir con mayor tino y rapidez.
  1. Automatización de tareas: Las órdenes de compra, de fabricación, de entrega o de servicio permiten ser automatizadas por medio de ERP, asimismo, lo referente a facturación, créditos y compensaciones. De esta forma, se reducen tiempos, costes y errores de factor humano.
  1. Optimización de funciones de marketing: Gracias al enorme flujo de información que una empresa tiende a generar con un sistema ERP y por la orientación de éste hacia el cliente, las áreas de marketing consiguen enfocar mejor sus esfuerzos y lograr segmentaciones increíbles.
  1. Mejora en la políticas de precio: Toda la información conocida por manejo de stock, previsión de la demanda y la capacidad de abastecimiento puede ser integrada a la estrategia comercial con la finalidad de ajustar los márgenes de acuerdo con las necesidades de cada momento.
  1. Aumento de la rentabilidad: Una empresa más competitiva tiende a aumentar su utilidad y beneficios en el tiempo. Igualmente, el aprovechamiento óptimo de un ERP puede verse reflejado en el ROI (Return of Investment) de la compañía de forma positiva.

Las opciones que hoy ofrece Microsoft dan la posibilidad de gestionar cada aspecto en la nube y mediante módulos escalables que permiten ajustarse a las necesidades de cada organización, lo que contribuye con el cierre de la brecha digital en las empresas que no han terminado de integrar electrónicamente sus procesos.