Entradas

Seguridad en la nube bajo control

Dado que la nube no precisa mantener instalaciones ni hardware y su contratación admite ser bajo demanda, la migración puede representar una reducción de costos significativa para la compañía que sube a la ola de la transformación digital. Sin embargo, una de las razones que limita a las empresas a adoptar esta modalidad parte de las dudas y mitos que existen en torno a su seguridad.

Tanto la seguridad de cómputo en la nube como la seguridad de los centros de datos on premise abordan una variedad de políticas, tecnologías y mecanismos de control destinados a proteger los datos, aplicaciones e infraestructura asociados a la informática. En ambos casos, implica el empleo de herramientas para monitorear y proteger el flujo de la información circulante. La arquitectura resulta ser altamente efectiva si se implementan defensas en los lugares correctos.

 

Lee: Nube, motor principal de la transformación digital

Corresponsabilidad

Los problemas de seguridad en la nube se dividen fundamentalmente en dos categorías. Por un lado, se hallan los problemas a los que se enfrentan los proveedores de la nube: empresas que proveen software, plataforma o infraestructura como servicio por medio de la nube. Por el otro, se encuentran los problemas de seguridad a los que se enfrentan los clientes: compañías que utilizan la aplicación o almacenan información en la nube.

La responsabilidad sobre la seguridad reside en los dos lados. No obstante, el proveedor debe asegurar que la infraestructura ofrecida es segura y la información de los clientes está protegida. Por su parte, los usuarios en una organización deben seguir pautas a favor de la seguridad como el empleo de contraseñas fuertes y medidas de autenticación.

Controles

Existen diferentes tipos de controles de seguridad en la nube. Se utilizan para escudar alguna debilidad en el sistema y mitigar el efecto de los ataques. Entre los más extendidos están los propuestos por Ronald Krutz y Rusell Dean Vines en su guía sobre seguridad en la nube de cómputo (2010).

1. Disuasivos

Reducen el nivel de amenaza al informar a los posibles atacantes que habrá consecuencias adversas hacia ellos si prosiguen con el ataque. Equivale a los carteles de “riesgo de choque eléctrico”.

2. Preventivos

Refuerzan el sistema reduciendo o eliminando vulnerabilidades por medio de mecanismos de autenticación fuertes para los usuarios, por ejemplo.

3. De detección

En caso de ataque, señalan los controles de prevención o los controles de corrección para identificar el problema. Son empleados para detectar ataques y dar soporte.

4. Correctivos

Reducen las consecuencias de un incidente limitando el daño. Su efecto sucede durante o después de un ataque. La restauración de sistemas de respaldo es un ejemplo de esta clase de control.

Los aspectos que respaldan la migración a la nube son diversos. A los controles vale añadir como cualidades de seguridad la encriptación de datos, el control de tráfico global y la privacidad en el desarrollo de software. Por lo que, en la toma de decisiones es preciso considerar las políticas del creador, certificaciones y años de investigación y desarrollo como componentes de su compromiso con la seguridad.

 

También lee: ¿Por qué escoger Microsoft Azure como la nube de tu organización?

 

,

En 2018, el tsunami digital sigue creciendo

La firma de investigación de tecnologías de la información Gartner identifica en un informe las áreas que, en 2018 y en un mediano plazo, marcarán tendencia en el sector de tecnologías y afectarán a buena parte de las organizaciones a escala global.

La consultora destaca que aquellas empresas que logren incorporar adecuadamente a sus procesos las tendencias enumeradas tienen mucho que ganar en lo que respecta a la transformación digital. Por el contrario, aquellas compañías que no alcancen subirse a la ola tienen un futuro más incierto y desventajoso.

Las líneas que vienen –o se acentúan– son las siguientes:

1. Inteligencia artificial

Los sistemas capaces de aprender, adaptarse y actuar con autonomía serán determinantes para reinventar ecosistemas y modelos de negocio.

«Las áreas de inversión pueden incluir la preparación de datos; la integración; el algoritmo y la selección de la metodología de entrenamiento, y la creación de modelos», apunta David Cearley, vicepresidente de Gartner.

2. Aplicaciones inteligentes

En los próximos años, el estándar estará basado en softwares o aplicaciones con algún nivel de inteligencia, lo que transformará aún más las estructuras y la naturaleza de trabajo.

Cearley indica que «La analítica aumentada es un área de crecimiento particularmente estratégico que emplea el aprendizaje automático para automatizar los datos, el descubrimiento de ideas y su intercambio para una amplia gama de usuarios».

3. El internet de las cosas

La hiperconectividad apenas comienza. La inteligencia en el propio objeto es clave en los años venideros. Ya sea que se trate de un sensor de presión o un drone autónomo, la capacidad de las cosas para “hablar entre sí” marcará pauta y evolucionará para interactuar de forma más natural con el entorno.

4. Gemelo digital

Esta idea, fundamentada en la inteligencia artificial y referida a la representación digital de una entidad o sistema del mundo real –modelo virtual idéntico al producto o espacio requerido–, tiene el potencial de probar con antelación las decisiones, lo que aminorará los riesgos en la organización.

5. Nube con computación en el extremo

Denominado en inglés edge computing, describe una informática en que el procesamiento y entrega de contenido se sitúa más cerca de las fuentes de la información. Implica el empleo de patrones de diseño en el extremo de las infraestructuras informáticas con la finalidad de explotar modelos productivos no centralizados. Esta idea remarca la flexibilidad de la nube y niega que esta se trate de un modelo centralizado.

6. Plataformas conversacionales

La forma en que el humano interactúa con el mundo digital se está transformando. El cambio de paradigma apunta hacia una comunicación menos estructurada donde los comandos partan mayormente del habla. La capacidad de interpretación por parte de las máquinas será sorprendente.

7. Experiencias inmersivas

La realidad aumentada evoluciona hacia la realidad combinada o mixta, que incorpora la realidad virtual al conjunto de tecnologías empleadas para generar experiencias de uso bastante creíbles. Está sobre todo relacionada con los mercados educativo y de entretenimiento.

8. Blockchain

Aunque a esta tecnología aún le falta camino para alcanzar la madurez, los expertos consideran que ofrece una salida viable de los actuales mecanismos centralizados de transacción y mantenimiento de registros.

Tiene numerosas aplicaciones potenciales: gobierno, manufactura, servicios de salud, verificación de identidad, registros, cadena de suministro, etc.

9. Orientación a eventos

La inteligencia de negocios debe estar atenta a lo que ocurre y contar con la capacidad de adaptarse con agilidad a los eventos. Con el uso del internet de las cosas, la nube, blockchain, la gestión de datos y la inteligencia artificial, los eventos de negocios pueden detectarse con mayor rapidez y analizarse con mayor detalle.

10. Riesgo y confianza adaptativos

Más allá de una tendencia, se trata de una propuesta para abordar los asuntos de seguridad de las TI. Se basa en la necesidad de adaptarse a las circunstancias, contar con la capacidad de ajustar el nivel de riesgo y afrontar tanto las necesidades de cada proceso como las amenazas.

Algunas de estas ideas tienen un gran potencial disruptivo y ya comienzan a notarse en mayor o menor medida. Su crecimiento se espera rápidamente y en pocos años, que se consolide su adopción. «Los responsables de tecnología deben tener en cuenta estas tendencias en sus estrategias de innovación o corren el riesgo de perder terreno sobre aquellos que sí lo hacen», advierte Cearley.

 

Lee: Nube, motor principal de la transformación digital

,

10 razones para migrar BI a la nube

Ante el caudaloso río de información que a diario se genera en las compañías y la agilidad que exige la navegación en esas aguas, contar con un servicio BI en la nube se presenta como una opción bastante atinada para las organizaciones con una visión empresarial clara y que no temen experimentar la transformación digital.

Las aplicaciones Business Intelligence (BI) se han convertido en un instrumento poderoso para el análisis de negocio que facilita la generación de conocimiento y fundamenta la toma de decisiones. Ya sea que se trate de optimización de procesos, mejora del servicio al cliente, hacer más eficientes los esfuerzos de marketing, prospección de mercados o creación de ventajas competitivas, las organizaciones reconocen que obtener datos correctos de procesos o individuos adecuados es un requerimiento para el éxito empresarial.

Las aplicaciones BI alojadas en una red virtual brindan una serie de beneficios y ventajas para el aprovechamiento de los datos obtenidos en las diferentes áreas corporativas.

 

Lea: Nube, motor principal de la transformación digital

Beneficios de alojar BI en la nube

 

  1. Rapidez de implantación. Al no requerir un equipamiento similar al de los sistemas tradicionales, en pocas semanas la empresa puede tener operativa la solución.
  1. Facilidad de uso. La experiencia es personalizada: no amerita de asesoría continua de profesionales TI, lo que permite a estos enfocarse en tareas prioritarias.
  1. Visualización personalizada. Las aplicaciones BI actuales admiten construir visualizaciones, tableros de control y de historias según el gusto y utilidad del usuario.
  1. Escalabilidad y flexibilidad. Por lo general, BI tiene la habilidad de reaccionar y adaptarse al crecimiento continuo de trabajo fluidamente y sin perder la calidad.
  1. Analíticas incorporadas en tiempo real. En una misma pantalla es posible aprovechar múltiples funcionalidades y acceder a la información en cuanto es procesada.
  1. Acceso móvil. Desde una amplia variedad de dispositivos electrónicos se puede acceder al sistema en cualquier momento y desde cualquier lugar.
  1. Acceso a datos híbridos. La tecnología actual permite acceder a datos prácticamente en cualquier tipo de lenguaje y obtenidos en cualquier plataforma.
  1. Herramientas colaborativas incorporadas. Esta cualidad agiliza la comunicación en el equipo y disminuye los tiempos de respuesta.
  1. Seguridad de datos elevada. Las soluciones de primer nivel ofrecen los elementos técnicos y protocolares necesarios para ser totalmente confiables.
  1. Costo bajo demanda. De acuerdo con el nivel de uso es la cuota mensual a pagar, lo que facilita el acercamiento de la tecnología a la pequeña y mediana empresa.

El potencial de la nube es sorprendente. Las organizaciones que ya migraron e implementaron BI en esta modalidad han constatado la disminución de costos, la facilidad de despliegue y de uso.

 

También lea: ¿Por qué subir la empresa a la nube?

 

¿Necesita incorporar herramientas de análisis de datos? Considere la nube como alojamiento y recurra a la asesoría de especialistas para garantizar un rápido retorno de la inversión.

Privada, pública o híbrida: una nube para cada necesidad

No cabe duda de lo interesante que resulta ser el cloud computing para las grandes, medianas y pequeñas empresas en términos de practicidad, seguridad e innovación. En los últimos años, se ha constituido como la tendencia más lucrativa para el sector de la tecnología. Hoy, corporaciones como Microsoft se hallan realizando inversiones astronómicas en la nube y están redefiniendo sus modelos de negocio en función de esta.

La adopción de plataformas y aplicaciones en esta modalidad está creciendo a un ritmo acelerado, en buena medida aupado por la facilidad de implementación. Un estudio de la firma de análisis IDC estima que para 2018 más del 80% de las grandes empresas del mundo emplearán la nube híbrida, lo que lleva a un debate enfocado en los tipos de nube existentes y las necesidades de la organización. Sin embargo, antes de pensar en algún tipo de cloud es necesario aclarar varios términos:

 

Lea: Nube, motor principal de la transformación digital

 

Nube privada

Consiste en un sistema diseñado y desarrollado exclusivamente para un único organismo. A este pueden acceder solo determinadas personas. Su utilización es frecuente en el sector gobierno y en grandes empresas.

La nube privada admite ser implementada por la propia organización, por medio de los recursos de los que dispone (equipos, redes, centros de datos, etc.), o por un tercero, en cuyo caso el servicio es alojado por la compañía desarrolladora. De cualquier manera, la plataforma es propiedad de la empresa y no se comparte con otras.

Nube pública

A diferencia de la cloud privada, el servicio pertenece a un tercer proveedor cuyo canal de distribución es internet, lo cual no quiere decir que sea pública para cualquiera, sino que el poder de su uso no reside únicamente en la propia empresa, también reside en quien suministra el servicio.

De este modo, el proveedor ofrece aumentar las capacidades de la organización sin la necesidad de adquirir un nuevo hardware. Por lo general, estas se basan en almacenamiento, CRM, correos electrónicos, herramientas colaborativas, etc. Las compañías que recurren a esta modalidad encuentran un acceso bastante fácil a las aplicaciones y no tienen que preocuparse por hacer respaldos de información.

Nube híbrida

Es de inferir que se trata de una mezcla entre las dos modalidades anteriores. Presenta mayor potencial para otorgar soluciones equilibradas. Ofrece a la empresa una plataforma con mayor agilidad, simplicidad, visualización y control, más opciones y, por lo regular, menores costos.

Se puede crear con recursos físicos y virtuales, con contratación de software, redes privadas y públicas o de diferentes proveedores. Permite aprovechar las ventajas de ambos estilos. No obstante, para lograr una correcta virtualización se requiere un sector TI al corriente de todas las necesidades de la compañía.

Finalmente, quizás no existan fórmulas mágicas para decidir de manera categórica qué tipo de cloud es el más adecuado para cada empresa, pero sí criterios de decisión que deben considerarse con la finalidad de apuntar la flecha hacia un sentido u otro. En este trayecto intervienen variables como el tipo de actividad, la disponibilidad de una infraestructura propia o el nivel de utilización previsto.

De cualquier forma, con la asesoría de un proveedor especializado, que ofrezca soluciones flexibles y cuente con una trayectoria en implantaciones exitosas, es posible determinar qué nube se adapta mejor al negocio. Los requerimientos de las empresas varían y las características de estas, también.

 

También lea: ¿Confiar en la nube?

,

Nube: motor principal de la transformación digital

La evolución de las tecnologías de información ha cambiado la manera en que la humanidad vive, trabaja y se relaciona. Ha modificado la forma de hacer negocios y marcado el nacimiento de la cuarta revolución industrial, concepto que enfatiza la idea de una creciente digitalización y la coordinación de esta con las unidades económicas de producción.

La cuarta revolución industrial implica un proceso de transformación digital, cuya adopción es imperativa para las empresas que desean continuar en el mercado y adecuarse con agilidad a los cambios del entorno.  El cloud computing (nube) es clave de este recorrido. Bien sea dentro de determinadas unidades de negocio o en toda la compañía, las organizaciones emplean la nube para alcanzar cambios a gran escala.

La velocidad que otorga la nube para actuar permite desarrollar ventajas competitivas notables y ubicar la empresa a la par de las tendencias. Las características relacionadas con la capacidad de integración con múltiples aplicaciones; conectividad; flexibilidad y movilidad, operatividad con diversos tipos de lenguaje; accesibilidad de datos; requisitos de infraestructura; escalabilidad; modalidad de contratación, y seguridad facilitan considerablemente la transformación digital en las compañías y permite a estas abrirse a una nueva era donde el poder reside en la velocidad de la información.

 

Lee: ¿Confiar en la nube?

 

Hacia una interacción cada vez más digital

En la medida en que la nube avanza se crean nuevos canales de interacción que impactan los negocios, por lo que el reto para las empresas radica en la generación sucesiva de más medios que aporten al intercambio de información en tiempo real con proveedores, logística, fabricación, puntos de venta, clientes, etc. En definitiva, con la totalidad de eslabones de la cadena de suministro y determinados grupos de interés.

Para lograr procesos triunfantes, las comunicaciones deben estar dirigidas a generar valor. De igual manera, deben garantizar la protección de los datos, tarea ganada si se trata de un proveedor de clase mundial, cuyo compromiso con la seguridad se ve reflejado en los años de investigación y desarrollo, casos de éxito y la adopción de los códigos internacionales que rigen la materia.

Extender la organización a través de la nube facilita el desarrollo empresarial. Adaptar –o redefinir– los modelos de negocio y las operaciones indica una transformación digital exitosa y cónsona con el escenario presentado por la nueva revolución industrial.

En un mundo donde todo se digitaliza, descartar el cloud computing repercute negativamente en las oportunidades de negocio, por lo tanto, puede llevar a la organización a su desaparición. No es por nada que las compañías visionarias migran a esta modalidad.

 

También lee: Por qué subir la empresa a la nube

Accede a nuestras soluciones empresariales basadas en la nube y logra la transformación digital de tu negocio.

,

Por qué subir la empresa a la nube

La nube es uno de los motores más importantes de la transformación digital y ha permitido la habilitación del Internet de las Cosas, la inteligencia artificial, la realidad aumentada y el big data, lo que ha dado paso tanto a la creación de nuevos modelos de negocio como a una relación hombre-máquina más cercana y productiva.

La nueva era basada de computación en la nube que la humanidad está viviendo se ve manifestada en las ciudades, gobiernos y sectores productivos. La forma en que las personas interactúan con la tecnología ha evolucionado para definir la cuarta revolución industrial y dar la posibilidad a la empresa de crecer con rapidez. Sin embargo, muchos ejecutivos todavía se encuentran cautelosos acerca de trasladar su modelo de TI a esta modalidad. Esta postura aleja a la organización de una serie de beneficios y ventajas que inciden en su productividad y competitividad.

Beneficios de tener mi empresa en la nube

  • Los requerimientos de infraestructura, al ser más simples, permiten a la compañía reducir gastos en hardware.
  • La capacidad de integración facilita al usuario trabajar con diversas aplicaciones empresariales como ERP, CRM, e-commerce, BI.
  • Opera con otros tipos de lenguaje y sobre diversas plataformas.
  • La flexibilidad y movilidad que ofrece optimiza el trabajo remoto.
  • Los datos se pueden recuperar desde cualquier instalación.
  • La implantación es rápida y de bajo riesgo.
  • Es hiperescalable: detecta necesidades y escala de forma automática.
  • El servicio está disponible para el usuario prácticamente todo el tiempo.
  • La modalidad de contratación bajo demanda la hace accesible para buena parte de las pymes.
  • La seguridad es de primer nivel (cifrado, protocolos, control de tráfico global, privacidad en el desarrollo de software).

 

Lee: ¿Confiar en la nube?

 

La nube es una herramienta que cada vez se integra más al entorno corporativo. Sus características la hacen viable para la compañía que busca administrar los procesos de negocio con mayor agilidad.

Una empresa que decida no manejar “arriba” su información sencillamente verá limitado su crecimiento y perderá ventaja en el mercado actual. La nube como elemento de modernización de los lugares de trabajo no debe ser vista como una moda, sino como una práctica de la innovación que empodera a los usuarios y los hace más eficientes, lo que indefectiblemente impacta para bien a la organización.

 

También lee: Por qué escoger Microsoft Azure como la nube de tu organización

 

, ,

¿Por qué NetSuite?

 

—En nuestra pyme tenemos tal requerimiento, tal realidad y tales opciones.

—Entonces, ¿cuál solución debemos escoger?

—La número uno en el mundo

 

La elección del sistema de gestión empresarial es una de las más delicadas que se puede llegar a tomar a lo largo de la vida de una organización. Y no es para menos. La adopción de tecnologías requiere de tres factores determinantes: tiempo, dinero y esfuerzo, aspectos que si no logran ser abordados adecuadamente podrían desembocar en el fracaso de la implantación, por lo tanto, en la pérdida de recursos difíciles de recuperar.

La pyme de hoy debe cumplir con determinadas exigencias para mantenerse en el mercado y crecer en función de los objetivos empresariales. La escogencia de la solución informática que marcará la ruta a seguir en cuanto a la operatividad y estrategias de la compañía debe obedecer no sólo a las necesidades específicas de negocio, sino que, para tratarse de una implantación duradera, debe obedecer también a la tendencia de las tecnologías de información, requisitos que bien ha sabido comulgar Oracle por medio de NetSuite, el software empresarial en la nube líder a escala global.

No es difícil comprender por qué NetSuite es la solución número uno en el mundo. Un compendio de cualidades la definen como la decisión corporativa más acertada en un planeta hecho de medianas y pequeñas empresas:

  • Integra ERP, CRM e e-commerce. Los componentes modulares se acoplan perfectamente para brindar a la organización un panorama completo del negocio y favorecer la toma de decisiones.
  • Está alojada en la nube. Permite acceder a información confiable de forma segura y en cualquier dispositivo, momento y lugar.
  • Posee un costo alcanzable. La posibilidad de contrato por medio de una suscripción anual la hace enormemente accesible para las compañías formales que buscan el crecimiento sostenido.
  • Es de rápida implantación. Debido a su practicidad y de acuerdo con el modelo y experiencia de la firma consultora, podría ser implantada en tan solo cien días.
  • Se actualiza continuamente. Los avances, actualizaciones y adaptaciones se realizan directamente de la nube, lo que aumenta la cualidad de practicidad de la inversión.
  • Es fácil de usar. La navegación sencilla y personalizable provee una experiencia de usuario enriquecida. Permite crear campos, pantallas y reportes para cada proceso de negocio.
  • Es flexible y adaptable. El tamaño y giro de la empresa no es un impedimento para NetSuite. Su capacidad de adaptación propiciará la evolución al ritmo requerido.
  • Es segura. Cumple con los estándares internacionales más rigurosos de seguridad en sistemas.

Los beneficios y ventajas son múltiples. NetSuite unifica la información generada en todas las áreas de la organización, le facilita ser más productiva y reducir costos operativos. Finalmente, otorga la posibilidad de acceder a una demostración del sistema para terminar de cerrar la toma de decisiones y abrir a la compañía las puertas de la innovación.

 

Lee: CRM y ERP: actores clave de la transformación digital

,

¿Cuál es el rumbo de CRM en 2017?

Las razones por las que una empresa decide implantar una solución Customer Relationship Management o CRM pueden ser diversas; no obstante, con seguridad todas deben apuntar al plus de competitividad que alcanza una organización con el aprovechamiento cabal de un sistema de este tipo. En definitiva, CRM permite a las compañías aumentar clientes y alcanzar su fidelización de una forma más eficaz, por lo que de ninguna manera puede parecer descabellado invertir en ello si se forma parte de una empresa que aspira a permanecer en el tiempo y a agrandar su cuota de mercado, sobre todo, si se entiende que los consumidores actuales son cada vez más informados y exigentes.

En 2017 se pronostica que los sistemas CRM tiendan a desarrollar y fortalecer aún más los siguientes aspectos:

CRM en la nube: El cloud computing es una tendencia irreversible; permite obtener datos en tiempo real con alta seguridad, la privacidad necesaria y control. El año que comienza esta plataforma continuará beneficiando a todos los actores del sector venta.

CRM móvil: El fenómeno movilidad es indiscutible. Las aplicaciones CRM para dispositivos móviles seguirán ofreciendo una gran ventaja comercial al proveer tanto datos actualizados desde cualquier lugar como la posibilidad de trabajarlos.

Experiencia del usuario: La facilidad de uso de CRM se multiplica; su cabida para la personalización e integración, así como su carácter modular y flexible, harán que la tecnología sea cada día más accesible para el ejecutivo común.

Integración: La transformación digital implica la integración de datos provenientes de diferentes fuentes y de soluciones como Enterprise Resource Planning (ERP). En 2017 este aspecto se refuerza con la finalidad de explotar al máximo la información y conocimiento generados.

CRM social: En una era donde los usuarios pasaron de únicamente consumir a producir información abierta en torno a la marca, la viabilidad para escucharlos y conectarlos a través de las redes sociales ofrece una ventaja competitiva –y creciente- difícil de sustituir.

Te interesa: Gestionar redes sociales con CRM

Análisis predictivo: La inteligencia de los CRM en 2017 permitirá pronosticar mejor las necesidades de los consumidores, lo que hará que las empresas puedan adelantarse a la competencia y cubrir los requerimientos de los clientes con mayor oportunidad.

Internet de las cosas: Aunado a la movilidad, el año que comienza los wearables se sumarán crecidamente a los dispositivos con mayor uso para adelantar información al usuario. CRM evoluciona para perfeccionar la gestión y análisis de datos de los millones de dispositivos conectados.

Visto de esta manera, por muchas lunas venideras, CRM continuará siendo el sistema ideal para establecer relaciones sólidas y de largo plazo con los clientes.

Vea también: Conoce los beneficios que ofrece CRM a tu organización

,

¿Confiar en la nube?

La nube, esa abstracción de la que se habla desde hace varios años y sobre la que muchos ejecutivos aún se muestran reticentes, se ha consolidado como una de las alternativas más seguras y prácticas para almacenar el gran cúmulo de información que genera una organización. El avance que ha alcanzado esta tendencia informática permite que hoy pymes puedan implementarla a costos manejables, según sus necesidades y con la seguridad que toda empresa necesita.

¿Puede un director corporativo confiar en un servicio en la nube?

Ciertamente, el tráfico de información es de vital importancia para las organizaciones, pero también es un objeto preciado para delincuentes y estafadores, por lo que la protección de datos es probablemente el punto más significativo en el uso de servicios online; no obstante, gracias a la evolución de la tecnología, hoy se puede afirmar que la nube es segura. Diversos aspectos respaldan su implementación:

Encriptación de datos: El cifrado protege la información mientras es subida al sistema, cuando está en movimiento y también en aquellos momentos en que los datos están en reposo.

Protocolos de seguridad: Desarrollos como Secure Socket Layer (SSL) están diseñados para hacer que las aplicaciones transmitan información de ida y vuelta con total seguridad, por medio del cifrado y descifrado de datos a lo largo del transporte de los mismos.

Autenticación: En la misma línea de los protocolos de seguridad, la creación de perfiles únicos de usuarios permite monitorear y detectar posibles actividades maliciosas de acceso a los datos.

Control de tráfico global: Además de las herramientas de seguridad inherentes a los servicios en la nube, están continuamente creándose protecciones para los servidores y así evitar vulneraciones en el sistema global.

¿Por qué la nube de Microsoft es la más segura?

Desde hace más de 20 años, Microsoft se ha enfocado en la investigación y el desarrollo de la seguridad de los usuarios en la nube y cuenta con varios cientos de controles de seguridad estándar ISO que la consolidan como una empresa de clase mundial. Por otro lado, la compañía cuenta con algunas reglas básicas de privacidad en el desarrollo de software:

Privacidad por diseño: La información obtenida de los usuarios debe ser para un propósito en particular. Cuando se trata de información sensible, se deben tomar medidas de seguridad adicionales.

Privacidad por defecto: La compañía pide autorización para utilizar o transmitir información sensible. Ésta es a su vez protegida por mecanismos de autenticación y listas de control de acceso.

Privacidad en la implantación: Con la finalidad de que los clientes adapten las medidas de seguridad a sus necesidades, Microsoft revela sus mecanismos a clientes empresariales.

La nube es una tendencia irreversible; en este sentido, más que un proveedor, a las empresas les conviene enfocarse en la búsqueda de un verdadero aliado comercial que dé tranquilidad a la organización y se mantenga a la vanguardia de las leyes de seguridad alrededor del mundo.

Vea también: GCG fomenta el uso de CRM en la nube para empresas visionarias

,

Experiencias eficientes con sus clientes

CRM es una estrategia de negocio que ha evolucionado con los años, incorporando innovadores y potenciadores beneficios a través de una nueva posibilidad: la movilidad. CRM dejó de ser sólo una caja de software para convertirse en un servicio Online confiable y seguro.

La gestión del proceso de ventas y servicios, la analítica de los objetivos y resultados, pero sobretodo el compromiso con los clientes son ahora accesibles en nuevas plataformas y múltiples dispositivos.

Con la integración de un sistema móvil de CRM ofrecerás una experiencia mejorada a tus clientes y por ende mejores resultados para tu empresa. Es vital que la atención y el soporte estén disponibles en tiempo real para los clientes a través de diferentes dispositivos y múltiples canales.

Es natural que tu empresa necesite integrar nuevas soluciones ante el auge de la telefonía móvil, las redes sociales y el desarrollo de internet que han significado un cambio notable en las relaciones de las empresas con sus clientes. Con un CRM online tu organización tendrá la información necesaria siempre disponible, organizada y mostrada inteligentemente desde la nube. Será posible generar documentos, cotizaciones, pedidos, encuestas y mucho más con un solo clic.

Es necesario compartir con los empleados de tu empresa que no sólo los procesos y las herramientas evolucionan, ellos deben experimentar un cambio cultural también; comprometerse con las nuevas herramientas, soluciones y procesos para ofrecer un mejor servicio que ofrezca rentabilidad a la organización y una mucho mejor experiencia a tus clientes.

No esperes más y únete a la evolución empresarial con el CRM ideal para tu empresa, contáctanos.